NEED FOR SPEED, del videojuego a la pantalla grande

NEED FOR SPEED, del videojuego a la pantalla grande

El estreno de ‘Need for speed’, la película, es el clímax de un proceso digital que comenzó en 1994, cuando la EA tuvo el acierto de capturar en un viejo juego la fantasía de millones de seres humanos de sentarse al volante de un carro de carreras.

Desde el juego que hace 20 años atinó en lanzar la EA Entertainment (división de Electronic Arts), una inmensa evolución tecnológica ha transcurrido y por ello ahora existe casi que un ‘género’ con multitud de variantes de ‘La necesidad de velocidad’ (‘The need for speed’). Y es que además la llegada de los videojuegos desde sus propios orígenes, catapultó el deseo humano de subirse a un exótico automóvil sin límite de velocidad y sentir la adrenalina de Fittipaldi.

“Queríamos honrar la visión de Scott con una historia realista, con situaciones que realmente pudieran tener lugar. A nadie le sucederá de estar sentado en el cine pensando: ‘Un auto no puede hacer eso’”.
John y George Gatins, guionistas.

El juego constituye hoy la saga de carreras más exitosa de la historia. Se editó en 22 idiomas en y 60 países, y lleva vendidas más de 150 millones de unidades, con una recaudación en ventas de más de US$ 4 mil millones. Desde hace mucho tiempo, la EA había recibido ofertas para convertirla en película, pero temían que ocurriera como en otros casos que las películas de vieo juegos han constituido un fracaso.

“Partimos sabiendo el tipo de película que queríamos hacer, y dispuestos a hallar expertos en la industria que nos ayudaran a hacerla incluso mejor”, cuenta el productor Patrick O’Brien. “La marca es importante para nosotros, como lo son sus fans, así que sabíamos que debíamos hacerla bien —y con los socios adecuados— o no hacerla”.

NEED_FOR_SPEED_MUSTANG

El auto héroe de la película, el Mustang que Tobey y Julia conducen en la ruta camino a De Leon, representa la libertad y el romance. En su momento, el Mustang, de Ford Motors, originó el movimiento de ‘muscle cars’ estadounidense y se convirtió en un ícono mundial.

Esto condujo a que el elemento preponderante en la producción de la película fuera… ¡la pasión! El guionista John Gatins y su hermano y co-autor George poseen un taller en Van Nuys, California, donde restauran autos clásicos. Ambos son enamorados de la cultura de los autos desde que eran niños, y cuando EA visitó su garaje para conversar sobre un posible guion, todos sintonizaron de inmediato.

Categories: Estrenos, Post Recientes

About Author

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*